Tulancingo cultural

                                                                                  tras los tules...

 

Principal

en las letras en la música y la actuación en la plástica sociología y sociedad histórico tradicional y legendario interesante gastronómico ciencia y tecnología hacedores
     
 

medios de comunicación - asociaciones y grupos - derechos de autor - actividades culturales y convocatorias en otros lugares

 
 

gente

 
     
 

¡Un Día Sin Mexicanos! El documental, la película, ahora la realidad, el 1 de mayo próximo

 

17 Abr.06

   
     
  En 1998, Sergio Arau, cofundador de la banda de rock, Botellita de Jerez (con el tulancinguense Francisco Barrios, el Mastuerzo), realizó, al lado de su esposa Yareli Arizmendi, un documental titulado Un Día Sin Mexicanos, planteando lo que sucedería si un día, en Estados Unidos, se esfumaran sus mexicanos, ¿podría subsistir la sociedad estadounidense sin los empleados que lavan sus automóviles, que levantan la cosecha, que atienden comensales y familias en restaurantes y residencias?  
     
 
 

Juan Gabriel llama a boicotear empresas  de EEUU

 
 
 
  ¿Su rutina funcionaría sin percance?, o ¿podrían percatarse de la enorme necesidad que tienen de esa gente a la que discriminan y maltratan, de menos, ignoran, y que forma parte del conglomerado que hace posible su American dream?  
     
 

Inmigrantes en EU piden a mexicanos solidarizarse con boicot

 
     
 

En 2004, el documental pasa a la película. Un día aparentemente como cualquier otro, California despierta con la noticia de que una tercera parte de su población ha desaparecido y una densa cortina de niebla la incomunica. Conforme el día avanza, se descubre que la característica que une a los 14 millones de desaparecidos, es de origen hispano.

 
     
 

No Dunkin Donuts, Mc Donalds, Burguer King, Starbucks, Sears, Crispy cream, Walmart,... el 1 de mayo.

 
     
  Y, en 2006, a la realidad: el 1 de mayo, despertaremos con un día soleado, lejano de neblinas y briznas, y, sin desaparecer, seremos invisibles a la sociedad estadounidense.  
     
  ¡Hagámoslo!, demostrémosles cuánto nos necesitan para mantener su economía, para mantenerse realizando su sueño estadounidense.
 
 
     
     
 
     
 

No Coca-Cola, no telefonemas a E.U., ni viajes ni ropa ni comida rápida.

 
     
     
  Si bien las vejaciones que reciben o recibimos (porque yo también, con todo y mi "güerez", he vivido esa discriminación) los mexicanos por parte de los estadounidenses son grandes, muchos mexicanos siguen yéndose al país vecino,  
 

Cero consumo en franquicias estadounidenses.

 
 

un porcentaje elevado de mexicanos continuamos consumiendo artículos estadounidenses al grado de que la fisonomía de nuestras ciudades ha adquirido matices de un suburbio "gringo", o del patio trasero,  del que se ha hablado por décadas, de ese país. Nos usan para producir y para consumir, somos sus burros de carga y, por si fuera poco, también los consumidores de los productos terminados de lo que cargan esos burros, sus consumidores generándoles importantes divisas, no sólo nosotros lo somos sino toda Latinoamérica. Y la globalización nace para beneficio de ellos, sus artículos entran en nuestros países con mayor libertad, y, aquí yo me pregunto ¿no se habrán equivocado en su delirio de expansión?, ¿no será la globalización la que terminará beneficiándonos a nosotros por encima de ellos? Ojalá así fuera, pero esperemos a verlo o, por lo menos, hagamos algo para que así sea. cco

 
     
     
     
     

 

Gracias por su visita  

www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

tulancingoculturalcc@hotmail.com

Aviso legal para navegar este sitio