Tulancingo cultural

                                                                                  tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

cultura - derechos humanos - derechos de autor - personajes - indígenas - mujer - día de muertos - técnicas alternativas

 
 

ecología - columnas y artículos - asociaciones y grupos - bibliotecas - escuelas

 
 

caras y gente

 
     
  Participan de los Pueblos Originarios de Acaxochitlán, del Movimiento Indígena Nacional, la Unión Latinoamericana de Escritores en el 6º Festival Hñähñu en San Ildefonso

 

De las Lengua Originarias por Cristina de la Concha

 

27 de mayo de 2014.

MANIFIESTO DE CHANTEPEC-MANGU 

o

MANIFIESTO DE SAN ILDEFONSO

 

Firmado en San Ildefonso, Municipio de Tepeji del Río, Estado de Hidalgo, a los 25 días del mes de mayo del año 2014. (Documento escrito por el catedrático y escritor José Sánchez Barrera (UNAM))

 

·     ·

La Secretaría de Educación Pública (SEP), que tiene una visión eurocentrista de la historia de México, asume el modelo de historia de Europa, y lo aplica a nuestro país. Tal modelo es el siguiente:

Edad Antigua:           3000 a. C. - 456 d. C.

Edad Media:                       456 d. C. - 1453 d. C.

Edad Moderna:                   1453 d. C. - 1789 d. C.

Edad Contemporánea:        1789 d. C. - (La actualidad)

 

Se basa este modelo en eventos acaecidos en Europa, como la historia del imperio romano, el Medioevo y la revolución francesa, que de no ser por los crímenes e imposiciones imperialistas de los europeos sobre el mundo entero, nada tienen que ver con nosotros. Por eso, presento enseguida un modelo de historia de México basado en la experiencia de los mexicanos desde el poblamiento de América hasta nuestros días.

El proceso de la civilización, que no sólo comprende al México actual, sino a toda Mesoamérica, cuando menos, queda representado por la cuenta larga, que comienza en el año 3114 a. de C., continua hasta el día de hoy y concluirá alrededor de 1300 millones de años después de la fecha de inicio, para volver a empezar, quizá; pero si no reinicia, la cantidad de años es tan grande que ya no importa.

También es necesario que quede clara la manera de presentar los años: éstos serán citados enunciando un número y enseguida las siglas cl o cc, en minúsculas. El primer par de siglas significa cuenta larga y el segundo, cuenta cristiana; por ejemplo: 5128 cl, que se lee: “año 5128 de la cuenta larga”; o bien, 2014 cc, que se lee: “año 2014 de la cuenta cristiana”. Las siglas ‘acl’ y ‘acc’ deben ser leídas, respectivamente: ‘antes de la cuenta larga’ y ‘antes de la cuenta cristiana’.

         Ahora, las etapas de la historia de Mesoamérica:

Periodo Inicial (Pehualizcahuitl), que comienza con las fechas correspondientes al poblamiento de América y termina en la fecha de inicio de la cuenta larga (circa 40 000 - 3114 acc).

Periodo Intermedio (Tlahcocahuitl). Este periodo se extiende desde el inicio de la cuenta larga y termina cuando aparecen los primeros vestigios de los olmecas (3114 acc - circa 1500 acc)

Periodo Olmeca (Olmecacahuitl). La aparición de los olmecas señala el inicio de este periodo, que termina cuando inicia la construcción de Teotihuacan (circa 1500 acc – circa 200 acc).

Periodo Tolteca (Toltecacahuitl). El surgimiento de Teotihuacan marca el inicio de este periodo, que acaba el 13 de agosto de 1521 cc, día de la derrota del ejército comandado por Cuauhtemoc y caída de Tenochtitlan en manos de invasores cristianos (circa 200 acc – 1521-08-13).

Periodo Virreinal (1c Tlahtohcateixiptlacahuitl). A partir de la caída de Tenochtitlan (1521-08-13) comienza este periodo, que se prolonga hasta el 24 de agosto de 1821, fecha en que el virrey Juan O’Donojú firma el Tratado de Córdoba, que significa la rendición del ejército del rey de España. Este periodo se caracteriza por los crímenes, robos y destrucción en la mayor escala de todos los tiempos y lugares del mundo hasta el día de hoy, llevados a cabo por los españoles de aquellos años (1521-08-13 ¾ 1821-08-24).

         Periodo Postvirreinal (2c Tlahtohcateixiptlacahuitl). La firma de O’Donojú marca el inicio de la última etapa de la historia de México, ello es el Periodo Postvirreinal, vigente hasta el momento en que esto escribo. Este periodo se caracteriza por el eurocentrismo de los gobernantes de México y, por lo tanto, la enajenación de la conciencia de los mexicanos en todos los órdenes de gobierno y sistemas educativos, acompañado todo ello con la entrega de privilegios al capital extranjero para el usufructo y gozo -por parte de ellos- de las riquezas nacionales (1821-08-24 –¾ hoy).

Como consecuencia de las categorías históricas arriba presentadas, en vez de prehispánico hay que decir tolteca; y los temas o acontecimientos posteriores al 13 de agosto de 1521 cc, si el punto bajo análisis lo amerita, deben ser llamados virreinales o postvirreinales, según el caso; o cristianos, en general. En vez de conquista hay que decir invasión española, derrota, nuestra derrota u holocausto de la toltequidad. Sí hay que asumir el hecho de que la invasión española sólo es posible en el marco de nuestra derrota; y ningún sistema educativo debe convencernos de que todos salimos ganando con la destrucción de Mesoamérica, o sea: el holocausto de la toltequidad.

 

·     ·

 

Por lo que, por el fortalecimiento de nuestra conciencia nacional[1], manifestamos las siguientes  tareas de corto, mediano y largo plazo, a cumplir :

1. Invitar a todos los mexicanos a que aprendan los idiomas de la región donde viven, y crear las condiciones para que haya cursos de tales lenguas.

2. Realizar censos no sólo de cuantas personas dejaron de hablar una lengua mexicana, sino de cuántas aprendieron o están estudiando alguna lengua mexicana.

3. Fortalecer los contenidos instruccionales sobre México en todos los sistemas educativos del país, públicos y privados.

4. Otorgar becas a estudiosos mexicanos para continuar el trabajo de desciframiento de la escritura maya, y los otros sistemas de escritura de Mesoamérica e incluir estos temas en los programas educativos de las escuelas públicas y privadas, desde la primaria, cuando menos.

5. Recuperar la pronunciación correcta -hablada y escrita- de los topónimos nahuas y de todas las lenguas de México en todo el país, tal vez mediante carteles, conferencias, programas de radio o televisión, etc. Por ejemplo: en lugar de Churubusco, Huitzilopochco, que es la forma correcta, y significa: “donde está Huitzilopochtli”.

6. Fundar seminarios y cursos especiales en todas las universidades del país para estudiar la microhistoria de los pueblos de México durante los siglos XVI al XVIII, inclusive; y realizar el inventario de los daños (físicos y morales) ocasionados a nuestro país por el gobierno de los virreyes españoles.

7. Cambiar los nombres de calles, plazas, territorios, escuelas, etc. cuando éstos correspondan a genocidas, rateros o secuestradores en nuestra tierra. Un ejemplo: Diego de Mazariegos, que algunos mexicanos creen exterminó a los chiapas, lo cual no es cierto; pero sí es cierto que es un héroe de España contra los mexicanos, y una de las calles principales de San Cristóbal de las Casas, Chiapas lleva su nombre.

8. Dar de baja todos los escudos de las ciudades y territorios otorgados por el gobierno español, y convocar al diseño de los escudos mexicanos correspondientes.

9. Como mexicanos que somos, dejar de usar la palabra conquista para referirnos a la destrucción de la civilización en Mesoamérica, y en su lugar hablar del holocausto de la toltequidad, de la invasión española o la derrota que sufrimos el 13 de agosto de 1521.

10. Dejar de dividir el tiempo mexicano en prehispánico e independiente. En su lugar, etapa tolteca o de la toltequidad y periodo europeo o de la cristiandad.

11. Llamar a las lenguas originarias de México, lenguas mexicanas; y a las que no sean originarias de nuestra tierra, lenguas extranjeras; el castellano es una lengua española.

12. El Plan de Estudios de todas las carreras de todas las universidades públicas y privadas del país debe incluir como requisito para obtener el grado de licenciado, la aprobación del examen de traducción de una lengua mexicana o una lengua extranjera.

13. A los estudiantes que ya hablan una lengua mexicana se les debe otorgar el reconocimiento de ya haber aprobado el examen de traducción de una lengua extranjera, porque toda la carrera la hicieron en castellano, que es una lengua europea.

 


 

[1] Hace algunos años se podía leer en una de las entradas de la Ciudad de Veracruz, Ver., un gran letrero que decía: “Bienvenidos a Veracruz, primer municipio en América”. El funcionario que mandó colocar allí ese letrero no tenía conciencia histórica. ¡¿Qué orgullo puede haber en el hecho de haber sido el primer territorio masacrado?! Decir “el primer municipio” es lo mismo que decir la primera sede en América del gobierno invasor. ¿Qué tipo de gobierno mexicano es ese que celebra la instalación del primer gobierno español en nuestro territorio?

 

 

______________________________________

Gracias por su visita  

www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

 
 

Visitas en las páginas que tienen este contador:free counter

 
 

free counter