Tulancingo cultural

tras los tules...

 

Principal

en las letras en la música y la actuación en la plástica sociología y sociedad histórico tradicional y legendario interesante gastronómico ciencia y tecnología hacedores
     
 

autores - los maestros en Tulancingo - autores tulancinguenses - reseñas

 
 

centros y actividades culturales - convocatorias

 
 

 

 
       
   

Guelaguetza

por Fanny R.O.

 

 
Fanny Reyes Ocádiz   “Huaxyacac”, palabra náhuatl que significa “Lugar donde crecen Huajes”. Oaxaca, mágica tierra que entraña el folklore y lo comparte… desde sus coloridos vestidos con magníficos bordados hechos por las más humildes manos, hasta los más exóticos platillos que sacian el apetito regional. Mis favoritas son Las chilenas, alegre baile de La Costa Chica,  mujeres de largas faldas y vivos colores dan jubilosos giros  en el escenario del Fortín. Guelaguetza, palabra zapoteca que significa dar a cambio de algo. En algunos pueblos se acostumbra en los casamientos u otras celebraciones familiares, invitar a los amigos que deberán llevar su cooperación, ya sea un platillo o bebida, y que, a su vez, deberán cooperar en su  momento con lo anteriormente recibido.  
          En “Los lunes del cerro”, que se llevan a acabo los dos últimos lunes del mes de julio, las siete delegaciones representantes de sus respectivas regiones nos regalan a los espectadores una muestra de sus danzas, sus sones y jarabes, sus vestidos, sus costumbres y, al final, ofrecen un poco de lo que en su localidad se come y se bebe, todo esto a cambio de que regresemos el año siguiente y así cerrar el círculo de la guelaguetza, de la reciprocidad.  
          Es la fiesta de la generosidad del pueblo oaxaqueño, del pueblo al que le hierve la sangre cuando la injusticia se rebasa a sí misma, es el pueblo de la música que nos deleita los oídos con canciones románticas que ensalzan a la mujer querida, a la mujer ingrata… Cómo olvidarnos de ”Na Ela”, de “La Sandunga” o “La Llorona” y cómo dejar de ponerse de pie cada vez que la tradicional Banda de Música  toca “El Dios nunca muere” sin dejar de sentir las notas vibrar en las venas hasta cesar en un sollozo de  emoción y nostalgia por escuchar y saber que esto es también nuestra tierra… Tierra de colores, desde la región de La Mixteca, la puerta de cielo, donde se tocan las estrellas, hasta el enigmático y ornamentado Istmo de Tehuantepec, no sin antes haber pasado por el valle de canteras verdes, de artistas e  intelectuales. Mi lugar favorito, la costa, llegar es una aventura llena de hermosos verdes y terracotas que se encuentran en la cúspide de la sierra sur con la incansable, siempre puntual neblina. Qué decir de sus playas donde cada atardecer se transforma en una obra de arte cada vez que el sol se apaga en lo más profundo. Mar tramposo que enamora e incita a sentirlo sobre cada milímetro de la piel, mar amoroso que se deleita con los cuerpos hasta apasionarse de aquél que tomará sin siquiera preguntar, mar con su impulsivo oleaje que provoca una cósmica energía bajo la bóveda celeste para entonces así llamarla “Oaxaca mágica”, de gente viva  que se resiste a quedar bajo la tierra, que reclama su guelaguetza por toda esa ofrenda y nada más…  
       
       

 

_____________________________________

Gracias por su visita

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

 info@tulancingocultural.cc

tulancingocultural@yahoo.com.mx

Aviso legal para navegar en este sitio